Un ejemplo del uso de voluntarios en campañas de vacunación canina

En el 2007, el programa contra la rabia de Bohol (Filipinas) se puso en marcha con el objetivo principal de realizar campañas de vacunación canina masiva en toda la provincia.

JPEG - 25 KB
Formación de voluntarios en Bohol, Filipinas

Las evaluaciones presupuestarias previas pusieron en evidencia la necesidad de movilizar fondos significativos para apoyar, entre otros conceptos, salarios, alimentación y transporte de los vacunadores. Para superar estas dificultades financieras, la Provincia de Bohol creó un Grupo de Acción contra la rabia en cada localidad (denominado localmente «Bantay Rabies sa Barangay» o BRB) y compuesto por 8 voluntarios formados de cada comunidad. Fueron movilizados un total de 8,872 voluntarios en los 47 municipios y una ciudad de la provincia. El objetivo principal del Grupo de Acción es permitir que las comunidades locales diseñen, ejecuten y gestionen sus propios programas de control de la rabia. Más específicamente, los BRB han mantenido un registro maestro de perros registrados y propietarios, cuotas de registro cobradas, medidas de control de población canina puestas en marcha y control de desplazamientos de perros, actividades de vacunación canina y gestión de exposiciones emprendidas, vigilancia de la rabia efectuada y campañas de sensibilización de la comunidad puestas en marcha. En el 2009, la provincia ya había reducido su población canina en un 24 % (de 100,752 a 76,407 perros), registrado a 53,692 y vacunado a 53,739 (70 %) perros, castrando al 34,5 % de los machos.

JPEG - 22.4 KB
Los voluntarios de Bohol garantizan un registro exacto de los perros vacunados, siguiendo el registro maestro de perros de la población

Las actividades de sacrificio de perros fueron llevadas a cabo en cumplimiento de la Ley contra la Rabia de Filipinas, del 2007, que implica la eliminación selectiva y humanitaria de perros sin dueño capturados, perros imposibles de manejar traídos voluntariamente por sus propietarios y perros capturados en zonas públicas y no reclamados en un plazo de 3 días. Un reciente estudio sobre la sensibilización de la comunidad reveló que más del 94 % de los habitantes locales habían oído hablar de la rabia; más del 61 % tenía conocimientos sobre la transmisión de la rabia; y más de un 82 % conocía el Programa contra la Rabia de Bohol. El uso de voluntarios de la comunidad ha sido un factor crítico para el éxito de los programas de control de la rabia locales en Filipinas. Los voluntarios son personas conocidas y respetadas por sus vecinos, tienen un conocimiento amplio del entorno local, en especial de zonas remotas y de difícil acceso, y están motivadas para trabajar por sus propias comunidades. Para más información sobre este caso de estudio lea Lapiz et al. 2012 aquí.

JPEG - 36.3 KB
Después de recibir la profilaxis antirrábica de pre-exposición, los voluntarios formados ayudan a inmovilizar a los perros para practicar la vacunación y a colocar dispositivos de identificación para los perros vacunados

Fotografías cortesía de los Veterinarios Provinciales de Bohol.




Página anterior: Ejemplo de vacunación con cebos para perros

Página siguiente: Ejemplo del uso de alumnos de medicina veterinaria en las actividades de prevención y control de la rabia en Lusaka, Zambia





Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013