5.6.1. ¿Cómo podemos saber si el programa de control de la rabia canina ha sido un éxito?

Cualquier programa de control de enfermedades debe incluir un proceso de revisión o evaluación continuo para analizar la eficacia de las intervenciones siendo aplicadas. La evaluación debería empezar con el establecimiento de datos de referencia sobre los efectos epidemiológicos, económicos y sociales de la enfermedad. Esto ayudará a identificar las lagunas en el conocimiento y a adaptar las metas, objetivos y métodos o acciones según se necesite. Por ejemplo, a medida que progresa el programa, los cambios medidos en la situación epidemiológica o en las actitudes cambiantes de la población pueden requerir la revisión de las medidas de control de la rabia elegidas y su rápida adaptación a la mejora o estancamiento de la situación. La definición de indicadores de impacto como la prevalencia de la rabia, la incidencia de mordeduras de perros, administración de profilaxis post-exposición o cobertura de la vacunación canina son útiles para evaluar los programas de control de la rabia. A continuación se incluye una liste de indicadores.

La vigilancia de la rabia desempeña un papel fundamental en la evaluación del programa y es el índice clave del éxito de toda intervención. Si aún no está implantado, se debe crear un programa de vigilancia (Haga clic aquí para obtener más información o consultar el Plan Maestro de Vigilancia de la Rabia para establecer un sistema eficaz.) La reducción/ausencia de rabia requiere de verificación, de forma que puedan detectarse los focos residuales rápidamente. Existen varios indicadores descritos en esta sección que le ayudarán a determinar la efectividad de su programa. Obsérvese que estos indicadores están relacionados con el componente de vacunación canina del programa. Haga clic aquí para obtener recomendaciones sobre control y evaluación de otros componentes de los programas de control de la sobrepoblación canina.

Haga clic aquí para las directrices en la evaluación de los planes de concienciación y comunicación.




Página siguiente: 5.6.2. ¿Ha llegado el programa a suficientes perros?






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013