5.4.15. ¿Deben practicarse el sacrificio humanitario de perros dentro de las campañas de vacunación antirrábica?

El sacrificio de los perros (es decir, su remoción) como única medida nunca ha sido efectivo para el control o la eliminación de la rabia canina y puede incluso ser contraproducente. Por lo tanto, no se lo recomienda como una estrategia independiente para el control de la rabia. Se podría necesitar la eutanasia al tratar con perros enfermos (p. ej. rabiosos), heridos o agresivos, con o sin dueño. La eliminación de los perros debe ser realizada de forma compasiva, y cualquier campaña que incluya la eliminación o eutanasia de perros debería seguir las reglas generales publicadas. Haga clic aquí para conocer las reglas generales prácticas relacionadas a la eutanasia. Si se está considerando el sacrificio de los perros, es importante asegurarse de que no se sacrifiquen animales que ya han sido vacunados. La eutanasia debe ser considerada en el caso de perros que no son adecuados para adopción o para su liberación de vuelta a la comunidad, ya sea por problemas de salud o de comportamiento. La eutanasia solo se ocupa de un síntoma del problema de manejo de una población y no de la causa, por lo tanto, la eliminación de los perros siempre debe ser utilizada en conjunto con otras medidas y nunca de forma aislada.




Página anterior: 5.4.14. ¿Es importante incluir estrategias de control de la población canina en los programas de control de la rabia?

Página siguiente: 5.4.16. ¿Qué herramientas de control de la población canina se recomiendan actualmente?






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013