3.2.6. ¿Es o debe ser la rabia en animales una enfermedad de notificación obligatoria en mi país?

Sí. Todos los veterinarios deben conocer la lista de enfermedades que afectan a los animales que además pudieran tener impacto para la salud pública (enfermedades de animales que afectan humanos), las cuales también deben ser de notificación obligatoria, a escala nacional o territorial. Los servicios veterinarios locales (por ejemplo, a escala de distrito) o nacionales debiesen poder ofrecer más información detallada al respecto. Si hay sospecha o confirmación de un caso de rabia animal, en la mayoría de los países, este se debe notificar inmediatamente a las autoridades de salud pública del nivel jerárquico subsecuente o del nivel nacional si es posible. A escala internacional, la rabia es una enfermedad contemplada dentro de la lista de enfermedades de notificación inmediata de la OIE. Se recomienda, por lo tanto, a los países miembros de la OIE que informen periódicamente sobre la situación de la rabia en los animales domésticos y salvajes, incluyendo las medidas de control de la enfermedad.

GIF - 6.1 KB
Lista de los países en los que la rabia es una enfermedad de notificación obligatoria de acuerdo a la legislación nacional en materia veterinaria (2009)

Existen mapas e información sobre si la rabia es una enfermedad de notificación obligatoria a escala nacional y para qué especies animales esta notificación es obligatoria, en estricto apego a la legislación nacional. Para efectos de comercio, es crucial conocer qué especies están sujetas a notificación obligatoria sobre la presencia de rabia y las medidas de control que el país estuviese llevando a cabo en seguimiento a su legislación nacional.

GIF - 14 KB
Ejemplo de un país en el que su legislación específica la notificación obligatoria de la rabia por especie

Idealmente los servicios veterinarios nacionales deberían notificar cada caso de rabia oficialmente a escala internacional (OIE y organismos regionales), tanto para casos en animales domésticos y silvestres. Se recomienda encarecidamente a los países que notifiquen a las autoridades internacionales sobre todos los brotes de rabia, en especial de la rabia canina ya que es la fuente de infección en la mayoría de casos de rabia humana. La frecuencia de notificación dependerá de la situación epidemiológica de la rabia en el país en cuestión. La OIE recomienda a sus países miembros remitan informes semestrales sobre la situación referente a todas las enfermedades contempladas en su lista de obligatorias, tanto para animales domésticos como silvestres. Si la rabia está presente tanto en animales domésticos como silvestres (o solo en la fauna silvestre) dentro de un país, los informes deben estar integrados con todos los casos de rabia animal. Sin embargo, la notificación inmediata puede ser provocada por eventos epidemiológicos poco frecuentes como la primera aparición de la enfermedad, la aparición de nuevos virus de la rabia, un aumento marcado en la frecuencia, un marcado cambio en los signos clínicos/virulencia, y la propagación en una especie o zona no afectada anteriormente. De la misma manera, si se tratase de un país en el que la rabia está ausente de forma general (libre de rabia o únicamente con pocos episodios), cada nuevo brote no relacionado con otro anterior debe notificarse inmediatamente. Lea aquí sobre las obligaciones en materia de notificación de los miembros de la OIE. En la Sección 2.3 del Plan Maestro de Vigilancia de la Rabia se proporciona más información sobre la vigilancia de la rabia animal.

OIE = Organización Mundial de Sanidad Animal




Página anterior: 3.2.5. ¿Deberia ser la rabia humana una enfermedad de notificación obligatoria en mi país?

Página siguiente: 3.2.7. ¿Cómo notifico a las autoridades de un caso de rabia?






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013