3.2.3. ¿Por qué tiene que ser la rabia una enfermedad de notificación obligatoria?

Las enfermedades como la rabia son altamente contagiosas y graves, además de tener un impacto significativo en diversos sectores (como en animales domésticos, conservación de la fauna silvestre, en salud pública y un impacto económico en los animales de granja), por lo que es importante garantizar que no se propague. Cuando en un país la rabia está catalogada como una enfermedad de notificación obligatoria, debe existir un sistema de información que recolecte y almacene apropiadamente datos históricos y corrientes de la vigilancia epidemiológica de la enfermedad. De esta forma, es posible obtener mejores estimaciones del número de casos, garantizando una evaluación más precisa del riesgo que implica la rabia en una zona.Los casos de rabia deben ser reportados para que se puedan identificar, aislar y eliminar rápidamente los animales infectados para así reducir su impacto socioeconómico y el riesgo de la contracción de la enfermedad en animales y seres humanos. En el caso de los animales de granja, este modo de operación permite que las granjas sean más rentables, además de que reduce al mínimo los gastos de compensación. Particularmente en el caso de los países en los que exista un subsidio. Los datos de vigilancia epidemiológica aportan además a los profesionales de la salud pública información, crítica para adoptar decisiones informadas para salvar vidas humanas. Por ejemplo, en varios países el proceso de notificación es aprovechado por las autoridades del sector salud para investigar las posibles exposiciones y así organizar la administración de profilaxis post- exposición, programar cuarentenas y otras medidas de contención de la enfermedad. La comunicación y notificación de la rabia también es una medida valiosa para la rápida identificación de focos rábicos y la aplicación expedita de las medidas de control necesarias. La vigilancia epidemiológica de casos en animales y humanos, también exige la notificación de los casos sospechosos (en función del historial clínico, el cual debe incluir signos, síntomas u otras manifestaciones de la enfermedad), así como recolectar muestras para su confirmación en laboratorio. Los sistemas de información de vigilancia epidemiológica también deben incluir detalles sobre cuántos humanos o animales estuvieron potencialmente expuestos o tuvieron una exposición confirmada a animales sospechosos de rabia, así como también debe estar documentado cuantas dosis de vacuna por profilaxis post-exposición fueron realmente administradas. Haga clic aquí para obtener más información sobre las estrategias de vigilancia epidemiológica de la rabia.




Página anterior: 3.2.2. ¿Cuál es la diferencia entre reportar y notificar?

Página siguiente: 3.2.4. ¿Qué factores son importantes a la hora de decidir si una enfermedad es de notificación obligatoria?






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013