1.4. ¿Qué es la rabia y por qué es importante controlarla?

La rabia es una enfermedad inevitablemente mortal, conocida y temida desde la antigüedad que suele contraerse por la mordedura de un animal infectado. Más del 98 % de los humanos fallecidos por rabia han sido por la mordedura de perros rabiosos. La rabia está extendida por todo el mundo y puede afectar a todos los mamíferos, incluidos los humanos. El virus responsable de la rabia infecta el sistema nervioso central, provocando un trastorno neurológico caracterizado por síntomas y manifestaciones clínicas horrorosas tanto en animales como en humanos. La rabia entraña riesgos sustanciales para la salud humana, matando a más de 150 personas cada día. El 40 % de las víctimas por mordedura son menores. Los efectos psicológicos que sobrevienen a la mordedura de un animal rabioso pueden ser traumáticos. Los costos elevados de las vacunas para humanos, los potenciales gastos de hospitalización, así como las pérdidas de ganado para criadores y productores, representan un gran impacto económico, especialmente en las comunidades y países con más escasos recursos. La rabia también amenaza la supervivencia de especies silvestres amenazadas o en peligro de extinción. Por ello, controlar la rabia tiene una importancia crítica para prevenir fallecimientos humanos y prevenir el impacto negativo sobre especies animales de interés económico y las amenazadas, que a su vez tienen consecuencias sobre las economías locales y nacionales. Para obtener información mas detallada sobre este tema presione aquí.









Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013