1.4. ¿Qué es la rabia y por qué es importante controlarla?

La rabia es una enfermedad inevitablemente mortal, conocida y temida desde la antigüedad que suele contraerse por la mordedura de un animal infectado. Más del 98 % de los humanos fallecidos por rabia han sido por la mordedura de perros rabiosos. La rabia está extendida por todo el mundo y puede afectar a todos los mamíferos, incluidos los humanos.

La mayoría de muertes por rabia humana en el mundo se producen por mordeduras de perros. Sin embargo, en muchos países no existen datos fiables o hay una escasez de datos fiables que indiquen la incidencia actual de exposición a la rabia humana, lo que lleva a la creencia general que el número de fallecimientos humanos sea muy superior. Como resultado, los responsables políticos suelen consideran insignificantes los efectos de la rabia, lo que resulta en una presión política inadecuada para implementar medidas para controlar la enfermedad. Se calcula que unas 74.000 personas mueren cada año como resultado de la rabia canina, y la mayoría de víctimas son niños en Asia, África y América Latina. (Ver estudio Hampson et al. aquí.)

La prevención de la rabia en seres humanos es complicada, ya que la mayoría de las personas expuestas a la rabia canina (por ejemplo, niños y gente pobre) carecen de los recursos necesarios para tratar o prevenir la exposición. Esto significa que los gobiernos y otras organizaciones son, con frecuencia, la principal fuente de financiación de la profilaxis post-exposición requerida.

La rabia transmitida por los perros es responsable de la pérdida de más de 1,8 millones de DALY (años de vida potencialmente perdidos) al año, con unos costes económicos anuales directos e indirectos (profilaxis post-exposición, pruebas en animales, vacunación de perros y pérdida de ganado) de 5.500 millones de dólares. (Ver estudio Hampson et al. aquí.) Otro análisis económico, que también incluía los costes asociados con el riesgo de mortalidad humana, calculó que el coste global de la rabia canina es de 120.000 millones de dólares. (Ver estudio de Anderson y Shwiff aquí.)

La rabia también amenaza la supervivencia de especies silvestres amenazadas o en peligro de extinción. Por ello, controlar la rabia tiene una importancia crítica para prevenir fallecimientos humanos y prevenir el impacto negativo sobre especies animales de interés económico y las amenazadas, que a su vez tienen consecuencias sobre las economías locales y nacionales. Para obtener información mas detallada sobre este tema presione aquí.




Página anterior: 1.3. ¿Cómo funciona y qué contiene?

Página siguiente: 1.5. ¿Cómo se puede controlar la rabia canina?






Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio |
Segunda versión; última actualización: julio de 2013